Saltar al contenido

¿Qué es la energía solar? ¿Para qué se utiliza?

que es la energia solar

Millones de seres humanos a lo largo y ancho de todo el planeta se abastecen de electricidad a través de energías renovables como la energía solar. El ser humano es cada vez más consciente de la importancia que tiene acelerar la transición hacia una economía baja en carbono, debido a sus muchos efectos dañinos para el medio ambiente, siendo la causa principal del calentamiento global.

¿Para qué se utiliza la energía solar?

La energía solar es una fuente de energía limpia, inagotable y renovable que se consigue directamente del sol y, a través de la cual, el ser humano es capaz de generar calor y electricidad, indispensables en la sociedad actual en la que vivimos hoy en día. La energía solar se caracteriza también por ser modular y de una gran versatilidad, siendo adaptable a diferentes situaciones.

Los rayos que recibimos de sol son aprovechados mediante las placas solares. Los calentadores solares de agua son un gran complemento para la energía solar, ya que es uno de sus principales usos, se ha extendido en el mercado por su capacidad de ahorro económico y su bajo precio a la hora de la inversión.

Aunque no podemos pasar por alto los paneles solares destinados a sustituir la electricidad, ya que se están convirtiendo en unos grandes aliados de las viviendas. Tienen un precio bajo, ya que el coste será simplemente el mantenimiento de las placas solares, pudiéndonos ahorrar las costosas facturas eléctricas.

La energía solar es recogida por el ser humano para por ser aprovechada y transformada, pudiendo tener un largo listado de aplicaciones. Anualmente, el sol arroja sobre nuestro planeta 4 mil veces más energía de la que se consume, de modo que podría afirmarse sin miedo a equivocarse que el potencial del sol es prácticamente ilimitado.

Obviamente, la energía solar puede variar en intensidad dependiendo del lugar, la hora y la época del año en la que nos encontremos. Ello implica que la cantidad de energía solar que es recogida dependerá de la orientación concreta en la que se sitúe la placa fotovoltaica.

La radiación solar que llega hasta nuestro planeta ha sido aprovechada por el ser humano desde tiempos ancestrales, pero evidentemente los medios y recursos han ido avanzando, han ido evolucionando, y han permitido al ser humano contar con nuevos sistemas y avanzadas tecnologías para captar la energía emitida por el sol.

La energía solar se presenta como una de las grandes aliadas del ser humano para poder afrontar muchos de los grandes problemas que se presentarán en nuestro planeta a corto plazo, como los problemas de contaminación, el efecto invernadero, la escasez de combustibles fósiles, etc.

beneficios de la energía solar
La energía solar es una fuente de energía ilimitada, limpia y segura.

Beneficios de la energía solar

La energía solar cuenta con un largo listado de beneficios que no son capaces de ofrecer otro tipo de energías y que merece la pena conocer:

  • El sol es una fuente de energía ilimitada y constante, de modo que no hay que tener miedo de quedarse sin este recurso como sucede con otras energías como aquellas conseguidas mediante combustibles fósiles.
  • La energía solar no perjudica el medio ambiente, ya que se trata de una energía limpia, segura y amable con el entorno. La energía solar no emite ninguna clase de gas o contaminante a la atmósfera. Evita el calentamiento global y contribuye al desarrollo sostenible.
  • La energía solar se consigue y funciona a través de sistemas totalmente silenciosos, de modo que el ruido nunca será un problema para quienes apuesten por hacer uso de este tipo de energía.
  • La energía solar permite olvidarse de los servicios de la red eléctrica, lo que significa que se puede decir adiós definitivamente a la factura de la luz, ya que la misma permite ser autosuficiente.
  • El coste es muy inferior a otros sistemas utilizados actualmente, ya que únicamente precisa de una inversión inicial para adquirir paneles solares u otros componentes pero, posteriormente, no existirán ningún tipo de pagos adicionales asociados a su utilización, lo que lo convierte en un sistema muy económico.
  • Los paneles solares son fiables, seguros e implican un pequeño mantenimiento, por lo que apenas hay que preocuparse por ellos.
  • Existen países donde los gobiernos ofrecen deducciones e incentivos por hacer uso de sistemas para el aprovechamiento de la energía solar.
  • El uso de la energía solar brinda un impacto muy positivo no solo por el precio y por lo beneficios en el medio ambiente, sino para la educación de los pequeños de la casa, ya que se trata de una estupenda manera de poder fomentar el respecto por el medio ambiente y el uso de las energías limpias. Además, genera riqueza y empleo local.
  • La energía solar se presenta como una gran aliada para poder proveer aquellos lugares aislados de electricidad y donde instalar una red de eléctrica tiene un precio demasiado elevado.
  • En el mercado se pueden encontrar un sinfín de placas solares y sistema para el aprovechamiento solares de diferentes precios, por lo que siempre se podrá optar por aquel modelo que mejor se ajuste a las necesidades que se tengan.

¿Cómo se consigue la energía del sol?

como se consigue la energia del sol
La energía solar se consigue a través del sol, transformándola en electricidad

La luz solar que se obtiene es capaz de proporcionar energía principalmente de dos formas diferentes.

  • Luz: El sol proporciona luz y ésta es transformada en electricidad mediante paneles solares fotovoltaicos. Las placas fotovoltaicas se encuentran fabricadas con grupos de células o celdas solares que se encargan de transformar la luz (fotones) en energía eléctrica (electrones).
  • Calor: El sol también proporciona calor y éste es aprovechado a través de espejos de tal modo que los rayos solares se concentran en un receptor que consigue llegar a temperaturas que rondan los 1.000 ºC. El calor que es recogido se emplea para calentar un fluido que genera vapor. Dicho vapor tiene la función de mover una turbina y producir electricidad.

Además, de conseguir electricidad mediante el calor y la luz del sol, lo que se conoce como energía solar fotovoltaica, también se puede obtener energía solar térmica, la cual es clave para calentar cosas como comida o agua. Los principales aparatos que se emplean en la energía térmica son los calentadores solares de agua y las estufas solares.

Pero los usos de la energía solar van mucho más allá, ya que también suele ser utilizada para llevar a cabo otras actividades como destilación, refrigeración, evaporación, secado, etc.

Compra las mejores placas solares en nuestra tienda online y disfruta de las mejores ofertas.

Tipos de sistemas de energía solar

tipos de energía solar
Existen diferentes tipos de energía solar, energía solar activa, pasiva, térmica, fotovoltaica, termos solares…

Existen diferentes tipos de sistemas de energía solar, y ello es gracias principalmente a la gran flexibilidad que ofrece este tipo de energía. Esto permite a los usuarios pode elegir aquel sistema, aquel modelo, que mejor se adapte a su presupuesto, preferencias concretas y necesidades particulares.

En líneas generales, hay que señalar que los sistemas de energía solar se pueden diferenciar principalmente siete tipos diferentes:

Energía solar activa

Este sistema para uso de baja temperatura (entre 35 °C y 60 °C) se emplea básicamente en casas, viviendas particulares. Aunque también pueden encontrarse aquellos sistemas de media temperatura (alcanzan los 300 °C) y de alta temperatura (alcanzan los 2000 °C). Este último modelo logra que los rayos solares incidan sobre espejos, y los mismos se dirijan hacia un reflector que lleva a los rayos solares hasta un punto concreto. También puede ser mediante centrales de torre o bien a través de espejos parabólicos.

Energía solar pasiva

Este sistema se encarga de aprovechar el calor del sol sin necesidad de contar con mecanismos o sistemas mecánicos de ningún tipo, ni con el uso de aporte externo de energía. La energía no se aprovecha a través de captadores industrializados, sino que los propios elementos de su estructura son los que absorben la energía de día y se encargan de redistribuirla por la noche.

Energía solar térmica

La energía solar térmica es utilizada principalmente para generar agua caliente de baja temperatura para hacer un uso sanitario o doméstico de la misma, así como para cocinar alimentos. Los colectores de energía solar térmica se clasifican en colectores de baja, media y alta temperatura.

Energía solar fotovoltaica

Este sistema es utilizado para producir electricidad a través de placas de semiconductores que se alteran gracias a la radiación solar. La energía solar fotovoltaica se consigue directamente a partir de la luz solar a través de un dispositivo conocido como célula fotovoltaica, o bien a través de una deposición de metales sobre un sustrato (célula solar de película fina).

Energía termosolar de concentración

La energía termosolar de concentración es muy utilizada para poder producir electricidad con un ciclo termodinámico convencional mediante un fluido que es calentado a una elevada temperatura (aceite térmico).

Energía solar híbrida

Como bien indica su propio nombre, la energía solar híbrida combina la energía solar con otra energía diferente. Según la energía se pueden diferenciar básicamente dos tipos de hibridación: por un lado, están aquellas renovables, es decir, cuando se combina con energía eólica, biomasa, etc. Y, por otro lado, están aquellas que no son renovables, es decir, cuando se combina con combustibles fósiles o similares.

Energía eólico solar

Este sistema de energía solar funciona con el aire calentado a través de la radiación solar, el cual sube por una chimenea donde se encuentran los generadores. La base de su funcionamiento consiste en el movimiento que se produce en el aire con motivo de la disminución de la densidad cuando el mismo es calentado.

Como es evidente, estos tipos de sistemas tienen sus beneficios y aplicaciones, y cada uno puede o no cumplir con requisitos eléctricos del usuario en su totalidad o bien en parte.

“Cambiar a energías renovables no sólo es la mejor opción, es nuestra única opción.”